Reseña Trend

‘Pacific Rim: Uprising’ una gran aventura que pude convertirse en saga

La idea de Guillermo del Toro está a nada de convertirse en una saga y de las mejores.

RoyPhoenix 26 marzo, 2018

Guillermo del Toro inició una de las sagas más importantes de los últimos años y es que su reinterpetación de las cintas de robots y monstruos gigantes es en simples palabras, algo genial.

Pacific Rim no pretende ser una gran historia con grandes pensamientos filosóficos, mucho menos quiere reinventar el genero, es en realidad algo más simple, pretende ser un entretenimiento casi del mismo tamaño que sus robots y monstruos y vaya que lo logra, esperar más es engañarse a uno mismo, algo que no debería tener sentido.

Steven S. DeKnight es el encargado tras las camaras despues de que Del Toro no estuviera disponible ya que se encontraba rodando La forma del agua y si bien tiene un toque distinto con respecto a la cinta original logra capturar la escénica de Pacific Rim y nos regala un gran entretenimiento.

Los nuevos Jeagers superan por mucho a los anteriores.

Los nuevos Jeagers superan por mucho a los anteriores.

Diversión por todas partes

Pacific Rim es un gran entretenimiento que logra capturar la atención del espectador desde el primer instante y no deja que se aburra, si bien es cierto que contiene algnos elementos que podrían considerarse innecesarios en su conjunto es entretenimiento al por mayor y nos nos dejemos engañar, este entretenimiento se logra de una manera interesante, haciendo que nos interese que es lo que sucede y como van a evolucionar las cosas y eso no cualquier cinta lo logra y sobre todo logra que no se sienta pesado y aburrido algo que es un gran logro.

Desgraciadamente no todo es bueno y muchas veces no sientes la tensión que deberían ejercer ciertas escenas y sobre todo nunca se llega a sentir el peligro real o que en realidad exista un peligro para los protagonistas y es que gran parte del cast son niños y por el corte familiar llegas a pensar que, es imposible que algo les pase por el corte familiar de la cinta.

Lo que no podemos negar es que si disfrutaste la primer cinta en esta lo pasaras increíble y te dejará con ganas de más.

Nuevo armamento en unidades cada vez más eficaces,

Nuevo armamento en unidades cada vez más eficaces,

Personajes con poco peso

Uno de los fallos es sin duda el de sus personajes, los cuales fueron escritos de una manera muy simple y es que no existe uno que tenga el suficiente peso como para que nos llegue a importar, Jake Pentecost (John Boyega) quien debería ser el soporte de la historia no logra despegar en ningún momento, sin poder conectar con el espectador su trabajo recae en los personajes de la primer cinta que en esta ocasión ya no tienen la misma importancia.

Mako Mori (Rinko Kikuchi) es el personaje más destacable de la cinta y solo participa en el primer acto de la misma, reduciendo su tiempo en cuadro a un máximo de 10 minutos, esto nos dice mucho acerca de como fueron escritos y desarrollados el resto, algo un poco decepcionante considerando el potencial que pudieran tener.

Cabe señalar que Scott Eastwood saca a flote a su personaje (Lambert) y es sin duda el más interesante de los nuevos, llegando incluso a convencernos un poco y dejando la esperanza de que si existe una tercer parte este puede dar mucho juego en el futuro.

John Boyega queda a deber en su papel.

John Boyega queda a deber en su papel.

Una historia que cumple

Fue un gran acierto iniciar la cinta con un recordatorio de lo sucedió en la primera entrega, de esa manera en pocos minutos te pone al día y como la sociedad ha tendio que cambiar, han pasado 10 años desde los eventos de Pacific Rim, la reconstrucción de la ciudades sigue en proceso y lo que alguna vez fueron lugares paradisiacos ahora son zonas desiertas.

Por otra parte la duda sobre el programa Jeager que se mostró en la primer parte quedó completamente disipada y su desarrollo continuó, nuevas y mejores unidades son fabricadas y con ello también nuevos problemas, todo esto nos da las bases para lo que nos quieren mostrar y que esto tenga sentido y si bien hay partes en las que la lógica es extraña es explicable.

Donde las cosas no fueron tan bien es en la intensidad de los hechos, la historia es por mucho más relajada, no tiene tanta tensión y esto se traduce en que no logra generar una verdadera sensación de peligro, pero cumple y cumple bien.

Obsidyan Fury, un jeager sin registro.

Obsidyan Fury, un jeager sin registro.

Grandes batallas

Uno de los grandes aciertos son las batallas, estas logran cautivar, la acción no es caótica a pesar de que son grandes moles de metal dándose de golpes con criaturas igual de colosales mientras destruyen todo a su paso y esto se agradece, desafortunadamente se siente que fue poco, sobre todo el tiempo que estuvieron en activo las nuevas unidades con excepción de Gypsi Avenger, el sucesor espiritual de Gypsi Danger la unidad emblema de Pacific Rim.

La aparición de Obsidian Fury y los Jeagers Drone nos recuerda mucho a la serie Evangelion, uno de los grandes puntos de inspiración de Del Toro, así como una serie de easter eggs que en esta ocasión no solo se reservaron para los seguidores de este tipo de obras.

Conclusión

Pacific Rim: Uprising es básicamente más de lo mismo y en mayor cantidad y en esta ocasión no es algo malo, ya que si disfrutaste la primer parte terminaras muy satisfecho con esta cinta y muy probablemente quieras que continué la saga, algo que se deja ver en la escena final de la misma dejando un abierta esta posibilidad.

Pacific Rim es para quien quiere asar un gran momento frente a la pantalla, una cinta sin grandes pretensiones salvo solo la de divertir.

Calificación: 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reseñas