RoyPhoenix 17 noviembre, 2017

Warner y DC dieron varios pasos en falso en la construcción de universo cinematográfico llegando al punto en el que se pudo pensar que todo terminaría siendo un fracaso, con un arranque algo flojo con El Hombre de Acero (Zack Snyder-2013), una estrepitosa caída en Batman v Superman (Zack Snyder-2016) y lo que parecía ser el último clavo al ataúd con Escuadrón Suicida (David Ayer-2016) la esperanza por este universo estaba por lo suelos, afortunadamente llegó Mujer Maravilla (Patty Jenkins-2017) que nos dio un poco de luz y demostraría que Warner y DC aún seguían con vida.

Una gran cantidad de rumores y cuestiones pusieron en duda este nuevo proyecto de Snyder, desde su salida de la producción por problemas personales, la gran cantidad de escenas regrabadas, el afeitado digital de Henry Cavill – si Superman regresa, no es un secreto – y las malas notas en algunos medios no era lo que necesitaba la cinta, pero aún así resultó ser una grata sorpresa.

Si bien el futuro del DCEU sigue con una gran cantidad de dudas y sorteando bastantes problemas de lo que podemos estar seguros es que por los últimos resultados al parecer Warner y DC dieron por fin con la formula para sacar adelante este gran proyecto.

Dirección

Uno de los puntos más interesantes es el de la dirección, la cual inició con Zack Snyder, creador de el concepto que tiene el DCEU, su visión se hace presente en toda la cinta, podemos decir que es un filme con el sello de Snyder por todas partes aunque es en los detalles en ciertas cosas donde se nota la mano de Joss Whedon tanto para bien como para mal y es que en ciertos momentos en los que se nota que hay dos ideas que no terminan de unirse por completo.

Zack Snyder es conocido por crear excelentes secuencias donde la espectacularidad es el elemento más importante, el uso de la cámara lenta es casi su firma personal y una iluminación que hace sentir toda esa fantasia no hacen falta y si bien eso le sale siempre muy bien, también es cierto que uno de sus mayores problemas es dar muchas vueltas al argumento para terminar con un desarrollo bastante atropellado y que en muchas ocasiones el desenlace no es optimo – recordemos Batman v Superman -, por fortuna eso no se nota demasiado en esta cinta.

Por otra parte Whedon podemos decir que es más practico, evita los problemas de una producción rimbombante para mostrar una narrativa simple, en la que nadie se sienta perdido y disfrute el metraje sin muchas complicaciones, pero es esa falta de atención a la puesta en escena la que hace que se vean grandes contrastes en algunas escenas y sea hasta cierto punto fácil saber que fue dirigido por cada director.

El que La Liga tuviera dos directores fue una desafortunada coincidencia – por la situación en la que se dio – que funciono muy bien, que hubiera sido si solo hubiera estado Snyder es algo que nunca sabremos, pero no sería descabellado que viéramos esta dupla en un futuro, tal vez con más tiempo trabajando juntos pudieran hacer algo tremendo.

Historia

La historia es simple y avanza con un buen ritmo, los primeros 5 minutos son geniales con una muy buena presentación de Batman y demostrando que Affleck tiene mucho que mostrar como este personaje, a partir de este momento se mantiene un tono más ligero teniendo cortos momentos de intensidad mientras se nos explica el conflicto que viene y lo que puede implicar, todo esto ayuda a que todo se sienta lógico y coherente.

Los problemas son ligeros y casi imperceptibles debido a que no causan grandes conflictos con la linea principal, ciertamente quedan varias cuestiones en el aire que de haberse atendido hubiéramos tenido una cinta más completa.

Personajes

El desarrollo de los personajes es suficiente como para entender quienes son y que hacen allí, de seis integrantes de La Liga 3 de ellos no habían sido desarrollados del todo en otros filmes por lo que se les tuvo que dar una pequeña introducción y sobre la misma marcha de la cinta profundizar un poco en ellos, una de las grandes sorpresas es Ezra Miller que cumple como Barry Allen y lo hace de muy buena manera.

Gal Gadot demuestra que el papel de Wonder Woman le queda muy bien y su personaje sirve como el pegamento que necesita el equipo para funcionar, es quien más natural se siente y en cada escena que aparece tiene algo que aportar, por otra parte Jason Momoa con su Aquaman es en cierto modo el opuesto, muestra menos interes en el bien común y muestra un lado más agresivo que Gadot se encarga de romper en una de las escenas mis hilarantes.

Affleck sigue evolucionando como Batman, en esta ocasión deja de ser el hombre resentido que se mostró en ‘Batman v Superman’ y ahora trata de redimirse a cualquier costo, esto lo lleva a mostrarnos una de las escenas más emotivas de la cinta que de no ser por Wonder Woman tal vez estaríamos contando algo muy distinto.

Ya al final tenemos al que tal vez sea el miembro más flojo del equipo, Ray Fisher no logra que Cyborg conecte con el público, existen un par de situaciones en las que pudiera lucir un poco más pero se quedan en intentos, incluso los momentos con Flash lo cuales pudieron ser muy memorables pasan a ser un simple momento de transición de una escena a otra.

El Viallano

Steppenwolf interpretado por Ciarán Hinds es el encargado de poner a prueba a los protectores de la tierra, llega un momento sobre todo en los dos primeros actos en la que incluso nos hace creer que será un enemigo digno y capas, pero se queda en eso, una falsa ilusión que al llegar conflicto final se desvanece y se vuelve nada sufriendo el mismo problema de la gran mayoría de los villanos de este tipo de cintas.

Algo que hay que destacar es que considerando que Ciarán Hinds nunca compartió set con el resto del elenco, su inclusión es bastante buena, incluso si no supiéramos este hecho, sería muy difícil notarlo.

Música

Uno de los mejores puntos de la cinta, un BSO sin desperdicio, tanto los nuevos temas como los clásicos, es una grata sorpresa escuchar el tema clásico de la serie animada de Batman y que se sienta tan natural, la versión de Godsmack de Come Together fue el estandarte musical durante la promoción y es curioso que solo haga acto de presencia hasta la secuencia de créditos aunque realmente no se extraña hubiera sido interesante en que situación se hubiera utilizado.

Danny Elfman logró un buen trabajo y personalmente se a ganado un lugar a futuro en este universo, si bien es cierto que la primera opción era el veterano Hans Zimmer lo logrado por Elfman es muy interesante.

Las escenas perdidas

Algo muy curioso es la gran cantidad de escenas de los tráilers que no aparecen en el corte final, una oportunidad para una edición extendida o simplemente son elementos desechados para no volver tan largo el metraje, al final con o sin ellas no es que se sienta que hagan falta, peor si es curioso preguntarse que pasó con ellas.

Un paso en el camino correcto

Warner y DC parece que han encontrado el camino a seguir, si los siguiente proyectos consiguen seguir la misma estela estaremos ante una gran mejora en el DCEU, la próxima cinta en el calendario es la aventura en solitario de Aquaman la cual será dirigida por James Wan una muy buena oportunidad para darle el protagonismo que merece al rey de Atlantis.

‘La Liga de la Justicia’ no es perfecta pero es un gran entretenimiento, casi al nivel de la primer cinta de ‘Los Vengadores’ de Marvel, un buen parametro a considerar.

Especial atención a la segunda escenas despues de los créditos, es la segunda la que vale realmente la pena y nos da una pista de como continuará el desarrollo del DCEU.

Calificación 8/10