RoyPhoenix 4 septiembre, 2017

En 2013 cuando James Wan estrenó ‘El Conjuro‘ se creo una revolución con respecto al cine de terror, el cual tenia ya bastante tiempo sin tener propuestas interesantes y si bien no es una cinta que reinvente el genero su buena ejecución logro capturar a la audiencia y colocarse como uno de los grandes éxitos contemporáneos, este no pasó desapercibido por New Line Cinema y Warner que vieron como habían encontrado una mina de oro y no perdieron el tiempo para sacar el mayor provecho.

Las historias de los expedientes de Ed y Lorraine Warren – que supuestamente son casos reales – tienen el potencial de crear una nueva franquicia en un genero que no estaba siendo explotado de esta manera y la mejor manera de hacerlo era con uno de los personajes más emblemáticos de la primera parte, nos referimos claro, a ‘Anabelle’, la muñeca poseida sobre la cual gira gran parte de la historia de ‘El Conjuro’.

En el primer spin off se exploran diversos puntos sobre la historia de la muñeca y si bien logro una muy buena recaudación 250 MDD en términos de calidad no logró lo que fue ‘El Conjuro’, este pequeño revés no desanimo a los productores los cuales apostaron por seguir explorando este universo y darle una segunda parte a la cinta que no inició todo y de nuevo con Wan al frente ‘El Conjuro:El caso Enfield’ logró cautivar a la audiencia abriendo la puerta a dos historia paralelas más.

‘La monja’ y ‘El hombre torcido’ suenan como buenos proyectos, cierto con una producción menor a la linea principal pero había algo aún que se sentía inconcluso o al menos que no estaba del todo explicado y eso es la historia de ‘Anabelle’ que por fin han decidido mostrarnos su origen una vez más.

Argumento

Es sabido que el origen que se le trató de dar a la muñeca en su primer cinta no convenció del todo y es por ello que Warner decidió darle un nuevo origen, sin perder la conexión con la primer cinta esta logra explicarnos un poco mejor las cosas y sobre todo de una manera convincente de esta manera los huecos argumentales se fueron llenando y en conjunto nos da una mejor historia.

El arranque de la cinta es tranquilo, se nos muestra a los personajes principales y poco a poco se nos van dando indicios de cuales son las causas de los eventos que se nos mostraran más adelante, que si bien no se explican de lleno al inicio si tienen una explicación un poco más detallada en el segundo acto de la cinta, esto es bueno ya que no deja cabos sueltos ni elementos que se puedan mal interpretar.

Por otra parte esa necesidad de explicarlo todo a detalle hace que la cinta se sienta demasiado predecible, incluso detalles que pareciera que se colocaron para ser una sorpresa desde que se presentan sabes cual será su función – tal es el caso del espantapájaros –  y eso le resta a la cinta, desafortunadamente no es su mayor fallo.

Personajes

Los personajes están hechos de tal forma que se logren conectar con el universo de ‘El Conjuro’ aunque esto se note algo forzado y se tiende a querer crear conexiones sin mucho sentido, al ser este un proyecto paralelo bien podría crear sus propios personajes y que estos no necesariamente se tengan que interconectar con el el proyecto general, máxime considerando el genero, no todos los fenómenos paranormales tienen que estar relacionados con los Warren.

Por otra parte el desarrollo de los mismos es demasiado simple y fuera de la muñeca todos los que aparecen en pantalla tienen mínima o nula relevancia, atención con la hermana Charlotte que probablemente tenga una aparición en la cinta de ‘La Monja’, una conexión que como ya se comentaba es innecesaria.

Miedo

El problema más grande de la cinta no es ni sus personajes ni su argumento simple, considerando que es una cinta de terror el invitado principal nunca termina de llegar, en ningún momento logra generar tensión y si bien logra algunos sustos estos son a base de sorpresas con subidas de audio los 109 minutos de metraje no logran su cometido y ese es claramente su principal problema.

Dirección

David F. Sandberg optó por el camino fácil, algo que está tan visto que ya no logra sorprender, el 90% de las tomas son en condiciones de poca luz con lo cual tratan de mantener un ambiente tétrico que en realidad no se consigue y tratando de asustarnos a base de gritos termina defraudando en la que se supone sería la cinta que reivindicaría al personaje.

Conclusión

Algo que no cabe duda es que el universo de ‘El Conjuro’ goza de una buena salud y seguirá dandonos historias pero algo que no se puede negar es que fuera de lo realizado por Wan no logra convencer del todo y si, está segunda cinta es solo un poco mejor que la primera enfocada a la muñeca pero muy por debajo de ‘El Conjuro’.

Esperamos un mejor resultado de los próximos proyectos de este universo cinematográfico ya que de seguir con esas bajadas de calidad Warner estaría sepultando un proyecto bastante interesante.

Calificación: 7