Isabelle Castañeda 7 agosto, 2017

La cinta escrita y dirigida por Christopher Nolan  está basada en hechos reales que tuvieron lugar a principios de la Segunda Guerra Mundial en la ciudad de Dunkerque (Francia). La cual nos narra la evacuación de las tropas británicas y aliados  al verse acorralados por los alemanes, teniendo el mar como único escape mientras se nos muestran tres perspectivas de los hechos; tierra, mar y aire.

Cuenta con actuaciones de Fionn Whitehead, Harry Styles, Jack Lowden, Tom Hardy, Cillian Murphy, Kenneth Branagh, Aneurin Barnard y Mark Rylance. A pocas semanas de su estreno mundial Dunkerque es proclamada la mejor cinta a lo que va del año; se comienza a especular ser la mejor película dirigida por Nolan y que podría ser una de las favoritas para los Premios Óscar este 2018.

Sin tantos diálogos la cinta habla por si sola, para muchos la escases de este elemento puede llegar a ser desesperante, incluso confusa y aburrida, Nolan teniendo esto en mente recurrió a filmes del cine mudo para reunir las características que hacían a las personas seguir la trama y no salir corriendo de la sala de proyección.

Logra mantener al espectador interesado pero sólo con el único fin de que llegue a pasar algo interesante. En tierra la historia se centra en los muchos intentos de un grupo de soldados por salir de Dunkerque, de tantos intentos empecé a perder la esperanza. Mientras, las tropas enemigas se encargaban de hundir una y otra vez a  los buques que llegaban al puerto a evacuar a los soldados. Por aire tenemos la historia de dos pilotos tratando de derribar las aeronaves enemigas, aquí la verdad es que no pasa mucho durante la primera hora, excepto por el cameo de voz de Michael Caine. En el mar nos encontramos con tres civiles que zarpan en su bote/yate privado desde el otro lado del Canal de la Mancha para ir en rescate de los soldados y llevarlos de regreso a casa.

Aquí se pone un poco interesante, vemos al personaje que interpreta Cillian Murphy siendo rescatado por estos tres civiles, en otra secuencia de regreso al puerto de Dunkerque volvemos a ver al personaje de Cillian Murphy, lo cual nos hace cuestionarnos la línea del tiempo, entendiendo que cada perspectiva lleva su propio orden de tiempo y espacio. En algún momento de la historia las tres perspectivas se reúnen para después cada una tomar nuevamente su propio ritmo.

Banda sonora

Christopher Nolan y Hans Zimmer, cuando pones a estos dos juntos sabemos que no habrá decepción alguna, el compositor logra despertar nuestros sentidos y nos hace sentir lo que nuestros ojos ven. Sin duda esto compensa la falta de diálogos en algunos momentos de la cinta.

Personajes

No se profundiza mucho en la vida de ninguno de los personajes principales, sólo se nos muestran en un presente, dándonos a entender que en la guerra no importa tu nombre, quien eres, de donde vienes ni a donde vas. Tom Hardy interpreta a un piloto que casualmente utiliza una máscara, recordándonos su participación como Bane en ‘Batman: El caballero de la noche asciende’, sin duda no es ninguna coincidencia.

Tenemos la extraña aparición de Harry Styles, quien logró desarrollar su personaje sin ningún problema, siendo esta cinta su debut en la pantalla grande. Cillian Murphy interpreta de maravilla a un soldado que sufre de las consecuencias de la guerra. Un reparto muy interesante tanto por los actores de renombre y por otros apenas en ascenso.

Efectos

La cinta fue rodada en IMAX, obteniendo un film de la más alta calidad, el director comentó en una entrevista que se utilizó la menor cantidad posible de CGI, remplazando esto con efectos a la antigua. Miles de extras participaron en el rodaje, se utilizaron buques reales, tanto como fuese posible así como otros objetos puestos en perspectiva para simular algo real.

Conclusión

En comparación a los trabajos anteriores de Christopher Nolan, definitivamente me quedaría con Memento, Interestelar o la trilogía de Batman. Dunkerque, es una obra de arte donde el espectador crea su propia conclusión errónea o acertada, es necesario una curación del propio director para entender su significado real, a primera impresión podría considerarla una película con falta de guión y una buena historia como a la que estamos acostumbrados los seguidores de Nolan.  El director va más allá de un film palomero y profundiza en la cinematografía, narrativa y en despertar emociones en el espectador a través de su banda sonora. Dicho esto ultimo sería lo único por lo cual recomendaría ver la cinta.

Calificación: 9