RoyPhoenix 31 julio, 2017

En 1968 cuando se adaptó la obra de Pierre Boulle al cine pocos se imaginaban la repercusión que esto tendría en un futuro y es que desde la primer cinta de El plantea de los simios mucho a pasado y tenemos al día de hoy nueve entregas que bien o mal han creado una de las franquicias más grandes en el séptimo arte.

En su época la franquicia fue todo un fenómeno que movió a masas y logró convertirse en una franquicia de culto y con el tiempo no era de extrañarnos que algún estudio decidiera relanzar esta historia para cautivar a nuevas generaciones, bajo esta premisa en 2001 bajo la batuta de Tim Burton vería la luz ‘El planeta de los simios’ un remake de la primer cinta que al día de hoy sigue considerándose una mancha en la franquicia tanto para el público como para la critica.

Tuvieron que pasar 10 años más para que la franquicia fuera retomada, esta ocasión en un formato de precuela para tratar de explicar los huecos e incógnitas que nos dejaba la primer cinta, en esta ocasión se obtuvo un buen resultado que sirvió como punto de partida para una nueva trilogia, la cual llega a su fin en ‘El planeta de los simios: la guerra’.

Argumento

Al ser una precuela ya sabemos cual será el desenlace de la historia lo interesante es el camino que se toma para llegar a ese resultado y esta cinta culmina lo que se nos inicio en 2011 con ‘El planeta de los simios: (R)Evolución’, hasta este punto ya sabemos como los simios se han vuelto inteligentes y por que la humanidad está al borde de la extinción y si bien hubo intentos para que las dos especies cohabitaran el daño de los humanos ya así los simios ya estaba hecho y lo único que quedaba era el conflicto como se nos muestra al final de ‘El Planeta de los Simios: Confrontación’.

Estos eventos son brevemente resumidos al principio de la cinta para ponernos en contexto de lo que sucede actualmente y que arrancan con una buena escena de acción, despues de unos primero 10 minutos intensos se nos muestra a César, el cual clama una sola cosa, que los dejen en paz y es que el que se pude considerar el protagonista de toda esta trilogia nunca se a visto vengativo y solamente quiere una vida tranquila con los suyos.

A partir de este momento la trama empieza a desarrollarse de una manera lenta que si bien se mantiene interesante no justifica los 140 minutos de metraje, incluso en ocasiones se siente lenta y hasta cierto punto aburrida, sobre todo el segundo acto que pudo condensarse o mostrar otros puntos que quedan muy poco explorados, como el caminar del clan de César en busca de un nuevo hogar.

Afortunadamente cerca de la mitad del segundo acto aparece un nuevo personaje que le da a la historia ese punto de quiebre que la encarrila vuelve interesante una vez más y es a partir de este momento cuando mejor funciona la cinta.

Personajes

Otro punto que no juega del todo a favor de la cinta son sus personajes y es que si bien las motivaciones de Cesar se sienten genuinas y que te hacen conectar con el personaje su contraparte el Coronel (que nunca se menciona su nombre) interpretado por Woody Harrelson no inspira lo suficiente y queda relegado casi a personaje de relleno un oportunidad perdida.

La manera en la que el peso argumental cae sobre solo un bando hace que el sentir simpatía por los simios sea en cierto grado forzada por que si se mira de manera objetiva ambas partes pueden tener una motivación genuina que se haberse explorado de otra manera hubiera creado una mejor atmosfera y una gran intensidad.

Afortunadamente existen nuevas adiciones como “Simio malo” que ayuda a crear diferentes puntos de vista y una visión más completa del conflicto. Cabe destacar como pesa en la historia y en las decisiones de César las acciones de Koba el simio que originó el conflicto, sobre como descubre que una vez la vengaza lo consume no hay vuelta atrás.

Efectos

Si hay algo de lo que puede presumir esta saga es de los excelentes efectos especiales que combinados con una buena captura de movimiento nos dan un gran resultado y es que en muchos momentos se sienten muy reales a excepción por momentos en los que hay acciones que no concuerdan como el que un gorila de más de 200kg de peso pueda cavalgar de manera tan simple.

El gran trabajo de Andy Serkis en la captura de movimiento dota a César de una gran cantidad de expreciones que trasmiten incluso lo que está pensado, eso le da mucha fuerza a una gran cantidad de escenas que no necesitan de diálogos para entender lo que sucede.

Dirección

Despues del gran trabajo en ‘El Planeta de los Simios: Confrontación’ era algo lógico que Matt Reeves continuara al frente de la saga, tal vez esperábamos demasiado para esta entrega pero el resultado se queda corto incluso por debajo de la primer entrega, hay demasiados puntos que quedan en el aire y si bien el trabajo con los simios digitales es muy bueno, es en su contra parte donde queda a deber.

No se puede calificar este trabajo de Reeves como algo malo pero si por debajo de las expectativas más aún considerando que es el cierre de una gran trilogia.

Conclusión

‘El planeta de lo simios:La guerra’ es cierre flojo para una trilogia de la que se esperaba mucho pero que cumple en gran medida y hará pasar un buen momento en la sala de cine, este cierre termina por revelar muchos puntos en la saga pero dejando mucho aún por explorar de cara a futuros proyectos.

Calificación 8