RoyPhoenix 5 julio, 2017

El nacimiento de Illumination va de la mano con ‘Mi villano favorito’ y es que ese primer proyecto fue el que le dio el empuje suficiente a la empresa para destacar en el cine y es que cuando se estrenó esta cinta en 2010 llegó con un concepto fresco y divertido que pronto se instaló en el gusto de las personas, en primer lugar por una historia desenfadada y un humor interesante, pero nada marcará más a esta franquicia que los personajes de los minions.

Los ‘minios’, son el arquetipo de humor simple e inmaduro que queda muy bien en estos personajes y si bien son del agrado de muchos también es cierto que no a todos caen en gracia, sobre todo por ese humor absurdo que manejan y que puede llegar a ser cansado al ser tan repetitivo y este es el primer punto que hay que analizar y es que si bien en la primer cinta el tiempo de estos personajes era limitado cada vez se va acrecentando y en lugar de sumar terminan restando al resultado final.

Uno podría pensar que despues de dos cintas de ‘Mi villano favorito’ y un spinoff con los minions como protagonistas (que por cierto no funcionó del todo bien) Illumination se dedicaría a otros proyectos, sobre todo cuando lograron un gran trabajo con Sing, dejarían las aventuras de Gru descansar, pero no estas siguen y la tercer película nos demuestra que las ideas en esta saga se agotan.

Pocas ideas

Lo obio salió a la luz, las ideas para esta saga se están agotando y muy posiblemente esta sea la última aventura de Gru y es que desde el inicio de la cinta esta se siente sin esa chispa que nos sorprendió tanto en la primer entrega, las motivaciones de nuestro protagonista no están del todo definidas y los nuevos personajes presentados carecen de encanto, por un lado tenemos a Balthazar Bratt que inicia bien pero al poco tiempo en escena nos damos cuenta que es muy similar a otros y sobre todo tiene una gran similitud a ‘Megamente’.

Otro personaje nuevo y que en teoría es parte del futuro de la saga es el hermano gemelo de Gru, el cual tuvieron a bien llamar Dru, la idea del hermano gemelo nos recuerda a ‘Juego de gemelas’ (Nancy Meyers – 1998) por la similitud de la separación de los hermanos y las mil y un veces que Jean-Claude Van Damme recurrió a esto en sus películas, siendo ya un elemento de culto para el actor.

Son las secuencias de los minions las que ayudan a que la cinta sea llevadera, desafortunadamente el uso tan recurrente de este elemento con el pasar de los minutos se vuelve cada vez menos atractivo llegando en algunos puntos a ser hasta fastidioso.

Música

La selección musical es agraciada y correcta pero cabe destacar que de nuevo llega a recordar a otras cintas, especialmente a ‘Megamente’, Bad de Michael hackson hace acto de presencia justo despues del chiste del tema musical equivocado, un gag tan gastado que no logra causar gracia, si bien tiene mucho sentido que se use esta canción solo reafirma el sentimiento de déjà vu.

En general la música está bien seleccionada y si bien no hay un tema a destacar no hay mucho de que quejarse, en este apartado la segunda entrega destacó más con una selección más amplia y no tan predecible.

Gru ya no es el mismo

Uno de loes elementos que más llamó la atención en esta saga es la dualidad de Gru, ese personaje que podía ser un gran villano con la intención de robar la luna también podía mostrar un lado paternal y hasta cierto punto sobre protector, en la segunda entrega esto se potenció pero ese elemento que tanto momentos divertidos nos regaló en el pasado desaparece casi por completo en esta cinta y nos hace sentir que algo raro pasa.

Conclusión

La saga esta pasando por problemas, no hay duda que tendremos más entregas, los números están favoreciendo a la cinta y Universal e Illumination no van a dejar pasar la oportunidad de obtener el mayor beneficio posible de este proyecto, peor lo que si deberían considerar es tal vez enfocarse a otros proyectos, dejar descansar un poco la historia y replantearse las cosas.

Al final la cinta funciona como un entretenimiento familiar de fin de semana, sin embargo difícilmente logrará que conectes con los personajes y quieras saber que más ocurre en está historia, una lastima por que la franquicia puede dar mucho.