RoyPhoenix 5 noviembre, 2017

La llegada de Iron-Man en 2008 supuso un antes y un despues en las películas basadas en cómics, que si bien ya existían diversos intentos para trasladar las viñetas a la gran pantalla, la gran mayoría eran intentos bochornosos que no lograban comprender que entre el papel y la acción real hay una distancia que debe ser muy cuidada.

La escena final de la cinta de Favreau en la que hace su aparición Nick Fury y presneta un plan para situaciones de desastre llamado “Programa Vengadores” hizo explotar las salas de cine y todos los entendidos en el tema empezaron a generar una gran cantidad de teorías de que podía pasar, Marvel había dado en el clavo y a partir de ese momento no dejarían de llegar los éxitos.

Uno de los miembros principales de Los Vengadores es Thor el cual hizo su primera aparición en el MCU en 2011 con una de las propuestas más flojas de Marvel hasta el momento, con un Chris Hemsworth que no terminaba de convencer en el papel y una serie de situaciones que no fueron del todo bien resueltas, luego regresa en solitario en ‘Thor: El mundo oscuro’ que si bien mejora un poco sigue muy distante de las mejores del MCU.

Siguiendo con su abultada agenda Disney y Marvel traen ahora de la mano de Taika Waititi la tercer cinta del hijo de Odín el cual comparte en gran medida con Hulk otro Vengador que no a tendio suerte en la pantalla para entregarnos una de las cintas más divertidas y funcionales del MCU.

Thor o Hulk

Thor Ragnarok sigue la misma linea que ‘Capitán América: Civil War’ y es que si bien el titulo lleva el nombre de un personaje la cinta en gran medida es una colaboración entre otros personajes del MCU en este caso solamente tenemos a Hulk pero está tan bien integrado que en ocasiones podemos llegar a pensar que es un filme del gigante esmeralda.

‘Thor: Ragnarok’ adapta de una manera muy libre los eventos de Planet Hulk y Thor Ragnarok de los comics en una sola cinta, la influencia de James Gunn en el MCU se hace bastante visible desde el estilo visual hasta el tono de la misma algo que no podíamos ver en el Dios del Trueno pero que curiosamente llega a funcionar y muy bien.

Chistes y más chistes

Desde el inicio tenemos un aluvión de chistes y bromas, ver a Thor hacer una broma puede llegar a ser muy chocante al inicio pero conforme avanza el filme y te dejas llevar todo se vuelve más natural, aunque hay que destacar que para muchos podrá ser muy pesado y cansino.

Fuera de las bromas se puede ver en Thor una evolución como personaje, una evolución para bien en la que deja de ser tan confiado, piadoso y sobre todo a adquirido madurez, algo que se agradece y que en las entregas anteriores lo hacia ver en cierto modo hasta tonto.

Por otra parte podemos ver un poco más a Hulk y nos damos cuenta de que es más que un gigante que destruye todo a su paso, si bien su grado de inteligencia no es alto, si nos da a entender que como personaje no se había explotado lo suficiente y puede ser bastante interesante.

Secundarios que dejan huella

Jeff Goldblum da una cátedra y demuestra que es un gran actor entregandonos un divertidisimo Gran Maestro que sirve como ante sala del gran conflicto, esperemos que no sea la última vez que veamos a este personaje por que en un futuro podría dar bastante juego y sería muy divertido de volver a ver.

Por otra parte tenemos a Korg al cual presta su voz Waititi, este personaje es completamente distinto a tu contraparte en el papel, en cualquier otra cinta del MCU se hubiera sentido extraño pero en esta cinta funciona de maravilla convirtiéndose en uno de los mejores secundarios de Marvel.

El viallano

Uno de los grandes problemas de las cintas de Marvel son sus villanos que en la gran mayoría son genericos o destacan poco, incluso el mismo Loki (Tom Hiddleston) uno de los villanos mas memorables tuvo un mal arranque en ‘Thor’ (Kenneth Branagh – 2011) fue en sus posteriores apariciones en la sque ganó relevancia, en esta ocación Hela (Cate Blanchett) no logra salirse de ese estereotipo y al final queda como un personaje, siendo personajes secundarios más memorables.

Fuera de Thanos hasta el momento Marvel no ha sabido aprovechar a sus villanos uno de los puntos débiles de MCU y que tienen que corregir para que los podamos tomar un poco más en serio.

Música

Lo retro está de moda, de nuevo lo iniciado por James Gunn se hace presente y con una banda sonora extraida de los 70’s se le da ese toque retro que esta funcionando bastante bien.

Immigrant Song de Led Zeppelin es el tema principal de la cinta la cual suena en dos ocasiones dando bastante potencia a esta opera espacial, si no existiera el Awesome Mix de Guardianes de la Galaxia estaríamos ante una de las mejores BSO del universo cinematográfico de Marvel.

Waititi

En un inicio la elección de Taika Waititi podría verse como una decisión un tanto extraña el resultado final nos demuestra que fue una buena elección y que con los buenos resultados y critica hasta el momento tiene un lugar asegurado en futuros proyectos del MCU.

Los planos usados, las transiciones y sobre todo el como logró sacar el talento escondido de Hemsworth para hacer que Thor luzca bien en pantalla son los grandes méritos del director.

Conclución

Thor: Ragnarok es sin duda la mejor cinta del Dios del Trueno, si bien aún no se encuentra al nivel de lo visto en El Soldado de Invierno o Civil War reivindica al personaje y demuestra que Thor es más que un cliché.

Calificación 8.5